Profocap continúa su aporte social luego de 12 años de ejecución en O´Higgins

Profocap continúa su aporte social luego de 12 años de ejecución en O´Higgins

El programa es financiado por el Ministerio de Desarrollo Social y ejecutado por CONAF en ocho comunas de la región con más de 200 personas beneficiad

Aumentan las sanciones a responsables por incendios forestales
Hospital de Marchigüe impulsa huerto comunitario para incentivar la alimentación saludable
CONAF prohibe uso del fuego en la Reserva Nacional Río de Los Cipreses

El programa es financiado por el Ministerio de Desarrollo Social y ejecutado por CONAF en ocho comunas de la región con más de 200 personas beneficiadas.
En el marco de un desayuno realizado en la sede social de la Población 25 de febrero en Rancagua, el Programa de Formación Capacitación y Empleo (Profocap) financiado por el Ministerio de Desarrollo Social y ejecutado por la Corporación Nacional Forestal (CONAF) destacó el compromiso de sus beneficiarios y la baja deserción registrada, cuando vive la décima segunda temporada de la implementación en la región de O´Higgins, beneficiando este año a nivel nacional a 1.800 personas adscritas al Sistema de Protección Social Chile Solidario o Ingreso Ético Familiar (IEF), Programa Familias, hoy denominado “Seguridades y Oportunidades”.
En la oportunidad, la seremi de Desarrollo Social, Claudia Díaz Morales, expresó que “toda herramienta que le permita a uno mejorar la calidad de vida es importante, a veces están las ganas, las herramientas, pero si no está el compromiso del gobierno detrás apoyando a las mujeres, que muchas veces están en condiciones de alta vulnerabilidad, es difícil emprender un vuelo propio”, en el contexto de que este programa considera en su mayoría a jefas de hogar.
La autoridad agregó que “Profocap cuenta con un trabajo mancomunado de la seremi con CONAF, porque entrega herramientas, que particularmente son blandas, lo que les permite no solamente desenvolverse laboralmente, sino que experimentan un cambio, primeramente con su propia vida, por sacar adelante a sus familias y en ese sentido, la Presidenta Michelle Bachelet ha tenido un sello muy social, en un primer gobierno y también en éste y por lo que queremos seguir apoyando a estas mujeres y hombres, que también son parte de este programa y la idea es básicamente abrir oportunidades y mejorar la calidad de vida”.
El director regional(i) de CONAF, Ricardo Peña Royo, expresó que “estamos tremendamente orgullosos del trabajo que tenemos a través de los programas de empleo de la Corporación, como el Profocap, presente desde el 2005, donde los participantes experimentan una capacitación integral, que les permite crecer en el ámbito personal y sumarse a la fuerza laboral del país, guiado por motivadores laborales y jefes técnicos, los que son capaces de trabajar en conjunto competencias laborales de personas adscritas al Sistema de Protección Social, logrando que puedan ser insertos en trabajos del ámbito privado relacionado preferentemente con el sector agroforestal, agroindustrial, o en actividades productivas y de servicios, que se desarrollan en las comunas donde se imparte el programa, tarea íntimamente ligada a nuestro rol social, como entidad público-privada”.
Cabe señalar que la capacitación permite a las personas enfrentar en mejores condiciones la obtención de un trabajo, ya sea por gestión propia o por intermediación laboral realizada por los profesionales del programa, donde luego de una completa intervención de tres meses en sala y uno en prácticas laborales, son capaces de adquirir mayores conocimientos que les facilitan no sólo la obtención de un empleo, sino que afectan de forma positiva a la permanencia, tiempo en que son contratadas por CONAF y que cuentan con un aporte de medio sueldo mínimo por media jornada de trabajo.
Este año, el programa está beneficiando un total regional de 208 personas en las comunas de Rancagua, Graneros, Mostazal y Doñihue en la Provincia de Cachapoal y en Chimbarongo, Chépica, Nancagua y Palmilla en Colchagua.
A dos meses del inicio del programa, los participantes ya han ido definiendo su mirada ante el grupo, los que en su generalidad no están exentos de conflicto, pero que logran avanzar hacia el respeto y la tolerancia, incentivando buenas prácticas laborales, para aportar a su próxima inserción o realización de propios emprendimientos, por lo que el balance, según las autoridades, es totalmente positivo.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0