Jóvenes rurales intercambiaron experiencias y plantearon desafíos en el campo

Un férreo compromiso con la pequeña agricultura y un llamado a los jóvenes rurales para que sumen su esfuerzo y nuevas ideas para el desarrollo del ca

Adultos mayores de Rengo “se mueven en invierno”
Capacitan a transportistas de integra
Salud Machalí excelente campo clínico para los Internos de Enfermería de INACAP Rancagua

encuentronacionaljovenesrurales3Un férreo compromiso con la pequeña agricultura y un llamado a los jóvenes rurales para que sumen su esfuerzo y nuevas ideas para el desarrollo del campo, efectuó el Director Nacional de INDAP, Ricardo Ariztía, en San Francisco de Mostazal.

En la casa de retiro Alvernia se reunió con jóvenes rurales de la pequeña agricultura provenientes de diversas regiones del país, en el marco del encuentro nacional convocado por la Fundación Solmiru e INDAP, que tuvo como objetivos abordar diversos temas valóricos y los desafíos que enfrentan hoy en día en la sociedad como actores del desarrollo en el mundo rural.

El Director Nacional de INDAP, Ricardo Ariztía, manifestó que si bien la tendencia mundial apunta a la reducción de la población rural versus la urbana, el Ministerio de Agricultura a través de INDAP está focalizado para brindar las condiciones para que los pequeños agricultores accedan a mejores oportunidades de desarrollo productivo, y en este sentido, dijo, los jóvenes en el campo juegan un papel fundamental.

Los llamó a emprender y ser innovadores, a perseverar en sus ideas de negocio agrícola, y acercarse a INDAP, institución que a través de sus diversos programas de fomento productivo mantiene un fuerte respaldo al sector. “Aunque estamos conscientes que mejorar las condiciones de vida en el sector rural es una tarea árdua y que debe involucrar a muchos otros actores para ello, como institución estamos abocados a disminuir el asistencialismo y dar oportunidades reales que impulsen el desarrollo productivo de la pequeña agricultura, disminuyendo la brecha con el mundo urbano, fomentando el emprendimiento personal. INDAP es una institución de puertas abiertas, donde la juventud rural puede encontrar apoyo, sea a través de la asesoría técnica especializada y el financiamiento para respaldar sus proyectos”, sostuvo Ariztía.

Los jóvenes reunidos los días 16 y 17 de diciembre en San Francisco de Mostazal pudieron intercambiar experiencias y plantearon una mayor participación en las políticas públicas, que redunden en un mayor acceso a oportunidades de desarrollo personal y desempeño laboral.

Rodrigo Herrera, pequeño agricultor de Graneros, es dirigente del Comité Asesor de INDAP Area Rancagua, y se manifiesta orgulloso de ser un emprendedor en el campo, donde se dedica a la producción de cultivos hidropónicos que comercializa en la zona. Cuenta que su anhelo es vender su producción de hortalizas en restaurantes y supermercados, para lo cual debe contar con resolución sanitaria. “Soy un agradecido de INDAP, porque hace 3 años empecé con una mesa de 3 metros y ahora tengo 16 construídas con cultivos hidropónicos, como lechugas, berros y espinacas, a los que quiere agregar rúcula y tomates más adelante”, acota. “Considerando cómo empecé, ahora me siento grande, y si a veces uno tiene caídas, hay que pararse y trabajar con más ganas”, expresó el joven agricultor. Respecto a su participación en el encuentro de jóvenes rurales, destacó haber compartido experiencias con otros agricultores de su edad y constatar el entusiasmo por emprender que encontró en ellos, lo que es aún más motivante.

Héctor Guerrero, agricultor de Petorca, es presidente de una pequeña sociedad anónima que produce granados, una innovadora apuesta en la Región de Valparaíso. “La sequía nos ha afectado y eso nos ha obligado a ir evolucionando hacia especies nuevas. Estamos muy motivados en nuestro primer año de producción, trabajando en forma asociada”, expresó.

“Este encuentro lo considero muy bueno, porque da la posibilidad a los jóvenes para que construyan agendas de trabajo y a las autoridades la posibilidad de conocer nuestros planteamientos. Es una ventana de oportunidades, de conocimientos y de relacionarse para plantear temas que son fundamentales para el desarrollo de la pequeña agricultura en Chile”, manifestó.

El Obispo de Linares, Monseñor Tomislav Koljatic, señaló que la Iglesia está preocupada por el bienestar de sus habitantes y, en este caso, porque la vida en el campo sea la adecuada para el desenvolvimiento de las personas, en armonía, y donde existan oportunidades para todos en igualdad y justicia. Destacó el entusiasmo expresado por los jóvenes reunidos en las jornadas de 16 y 17 de diciembre en San Francisco de Mostazal, que abre una renovada esperanza para seguir construyendo una sociedad donde todos tienen cabida.

La Fundación Solidaridad Misionera Rural, SOLMIRU, organismo de la Iglesia Católica, cooperador de la Conferencia Episcopal de Chile, tiene como misión mejorar el desarrollo rural y campesino a través de la formación de personas y el fortalecimiento de las organizaciones. Desde 2008 a la fecha, ha promovido diversos espacios y procesos de participación y diálogo social para abordar los desafíos territoriales en las regiones de Valparaíso, Metropolitana, del Libertador Bernardo O’Higgins y del Bío-Bío; y ha favorecido el mejoramiento de las capacidades de interlocución de los dirigentes sociales locales y regionales en el ámbito del desarrollo rural.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0