Gobierno Regional y Universidad Católica buscan solucionar la escasez de mano de obra en el rubro cerecero

Es sabido que la disponibilidad de personas para participar en las labores frutícolas es cada vez menos debido al interés por trabajar en rubros más r

Pequeños agricultores de Chimbarongo reciben más de $117 millones para obras de riego
Comisión de Agricultura trabajará con trigueros del secano costero para mejorar su productividad
Sence presentará primeros resultados de experiencia piloto de capacitación neozelandés

Es sabido que la disponibilidad de personas para participar en las labores frutícolas es cada vez menos debido al interés por trabajar en rubros más rentables. La escasez de mano de obra en este sector, es un fenómeno que se origina a partir de diversas circunstancias como el crecimiento del comercio, el importante desarrollo del sector minero y el dinamismo de la construcción.

Este es un fenómeno que no sólo se vive en Chile sino que en la mayoría de los países con fuerte sector agrícola. “El tema de la escasez en la mano de obra es sumamente importante, estamos viviendo la realidad de los países que crecen económicamente y en donde ocurre que las personas comienzan a optar a trabajos de mayor calidad y en donde se les pague mejor, por eso como Gobierno Regional estamos financiando proyectos que ayuden a solucionar este problema” comenta Mauricio Donoso, SEREMI de Agricultura de la región.

El cultivo de cerezo es muy demandante en mano de obra, lo que hoy es un tema preocupante considerando que solo la región de O’Higgins y la del Maule concentran el 75% de las plantaciones de este carozo a nivel nacional.

Un estudio realizado por la Pontificia Universidad Católica de Chile indica que el ítem mano de obra se estima en un 60 a 70% del total de los costos anuales, lo cual incluye principalmente las labores de poda, raleo (yemas, flores y frutos) y cosecha.

Actualmente el trabajo que se realiza en los huertos de cerezos consiste en utilizar escaleras y hacer otros esfuerzos físicos tales como empinarse para alcanzar ramas más altas durante la poda, el raleo y la cosecha; situación que hace lento las labores del cultivo, especialmente la cosecha.

Por estas razones es que se hace necesario desarrollar técnicas para mejorar la eficiencia de la mano de obra utilizada en huertos de cerezo.

La investigación como eje fundamental para mejorar la producción

El año 2011 se dio inicio el proyecto de investigación “Desarrollo Tecnológico para la Producción de Cerezas con Alto Rendimiento de la Mano de Obra en la Región del Libertador General Bernardo O’Higgins”, el cual es liderado por la Pontificia Universidad Católica de Chile en conjunto con Agrícola Garcés Ltda. y Soc. Vivero Rancagua S.A.

Esta iniciativa es financiada por el Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) de la Región del Libertador General Bernardo O’Higgins con el apoyo del Gobierno y Consejo Regional, y se enmarca en la Estrategia Regional de Innovación.

La idea del proyecto es generar conocimiento para la región sobre producciones de cerezos a través de huertos peatonales. “Estos huertos son caminables y con una mayor densidad que permita una cosecha más fácil, el árbol es más chiquitito, de menor altura y menor volumen. Los sistemas que vamos a probar son dos opciones: tipo murallas frutales, en donde los trabajadores tendrán que hacer un menor esfuerzo físico y el uso de plataformas cosecheras, que son máquinas donde los trabajadores se suben arriban para ir cosechando” explica Marlen Araya, Coordinadora del proyecto.

El proyecto también contempla la realización de seminarios y actividades de difusión, y que en su primera ocasión logró reunir a más de trescientos productores de cerezas, quienes escucharon atentamente a expertos internacionales que explicaron las nuevas técnicas y el uso de tecnología para mejorar la productividad en el rubro cerecero.

“Hoy nos muestran la manera de hacer huertos que sean más productivos en cuanto a la mano de obra, estamos claros que si no le sacamos rendimiento a la mano de obra esto no va a funcionar, creo que en Chile tenemos la deficiencia de no saber aumentar la productividad y eso es fundamental para ser más competitivos” comentó Pablo Garcés, Gerente de Producción de Agrícola Garcés Ltda.

Se espera que los cambios tecnológicos aportados por el proyecto, basados en el conocimiento técnico y fisiológico en la producción intensiva de cerezo, generarán huertos de mayor eficiencia en el uso de la mano de obra, otorgando mayor sustentabilidad del negocio en el tiempo, lo que permitirá posicionar a la Región del Libertador General Bernardo O’Higgins como una de las más importantes en la producción de cerezas de exportación. Además, la información generada será difundida a los productores de todo el país los que podrán evaluar su utilización bajo sus propias realidades productivas.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0