Consejos para hacer la pizza más saludable

Consejos para hacer la pizza más saludable

La pizza es una de las comidas favoritas de grandes y chicos, y aunque suele tener mala reputación como un plato grasoso y que está prohibido de la di

Chile, de norte a sur
Conociendo el Parque Nacional Queula
Antofagasta, Chile

La pizza es una de las comidas favoritas de grandes y chicos, y aunque suele tener mala reputación como un plato grasoso y que está prohibido de la dieta de las personas bajo régimen, lo cierto es que la pizza es un plato noble que admite muchísimas variaciones y modificaciones, y hay mucho que podemos hacer para que nuestra pizza sea más saludable sin dejar de ser deliciosa y llena de sabor.

 

  1. Experimenta con la masa base: Si estás haciendo tu propia pizza, considera probar con una base de coliflor, o simplemente, cambia la harina blanca por harina integral. Si estás pidiendo tu pizza en un restaurante, prefiere la masa delgada en lugar de la gruesa.
  2. Evita salsas dulces como la BBQ: Opta por salsas frescas hechas en base a tomate y hierbas. En general siempre es una buena idea evitar las cosas procesadas y elegir las que son preparadas a partir de sus ingredientes frescos. Si quieres prepararla en casa, la salsa de tomate es extremadamente fácil de hacer y es mucho más sabrosa que cualquier opción embotellada.
  3. Elige quesos que tengan un contenido bajo de grasa: como la mozzarella de búfalo, el parmesano y el queso de cabra, en lugar de llenar tu pizza de quesos como el cheddar, que elevan el índice calórico y no aportan demasiados nutrientes.
  4. Elige pechuga de pollo: Si quieres que tu pizza lleve carne, elige carne de alta calidad en lugar de otras carnes más procesadas, como el salami o la carne molida.
  5. Llena tu pizza de vegetales: La espinaca, los hongos y el choclo van muy bien con la pizza y añaden importantes nutrientes a tu dieta. Intenta que tu pizza lleve al menos tres ingredientes vegetales; tanto en restaurantes como al pedir pizza a domicilio, casi siempre tienes la opción de elegir ingredientes adicionales.
  6. Considera el tamaño de tu pizza: resulta tentador pedir la pizza más grande, ya que con frecuencia la diferencia de precio no es mucha. Sin embargo, a menos que tengas la fuerza de voluntad requerida para consumir solo tu porción y dejar las sobras para luego, es preferible que pidas una pizza más pequeña y la acompañes con una ensalada.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0